Terapia Psicosomática en Biosíntesis

Los tratamientos psicoterapéuticos tienen el objetivo ayudar a resolver problemas psico-emocionales originados en momentos difíciles de crisis personales, pero también y muy especialmente en situaciones vitales crónicas que estén dificultando la experiencia de vivir una vida plena.

Entre los acercamientos psicoterapéuticos de mayor vanguardia más allá de la terapia verbal está la psicoterapia de orientación “corporal y somática” en la que como aspecto esencial se accede a la incorporación de la exploración somática, así como la expresión corporal dentro del análisis psicológico, ya que no se puede excluir la vivencia del cuerpo fuera del contexto de la experiencia humana psicológica. El cuerpo sabe con exactitud lo que le falta, lo que necesita, lo que tuvo que soportar y lo que la persona siente de verdad.

De esta manera, la psicoterapia somática está basada en procesos psicológicos profundos y utiliza las sensaciones del cuerpo para permitir aflorar procesos que se encuentran inconscientes pero condicionando la vida. Biosíntesis utiliza una metodología basada en una clínica muy refinada e individualizada, lo que permite mejorar la experiencia de vida y las relaciones.

Biosíntesis ha sido fundada por el Dr. hc David Boadella (Londrés, 1931) y posteriormente desarrollada conjuntamente con Dra. Silvia Specht (Suiza, 1948). Biosíntesis es una corriente psicoterapéutica psicosomática de larga trayectoria y gran reconocimiento internacional, extendida en centro y norte Europa, USA, Sudamérica, Rusia, Israel y Japón, con sede en Suiza (International Institute for Biosynthesis, IIBS), pero de reciente introducción en España. Biosíntesis está reconocida y validada por la Swiss Psychotherapist Association (SPV/ASP), la European Association of Psychotherapy, (EAP), la European Body Psychotherapy, (EBP) y el World Council for Psychotherapy, (WCP).